Puig, Rajoy y el dinero de los valencianos

Posted on octubre 21, 2015 
Filed under Artículo de prensa

Puig

Vale. Ximo Puig –y con él, todos los grupos que le arroparon en las Cortes Valencianas el pasado 7 de octubre– lleva razón cuando clama que la Comunidad Valenciana se halla escandalosamente infrafinanciada, y que esta situación debería corregirse cuanto antes. Y, por añadidura, lleva también razón cuando señala que constituye una afrenta a todos los valencianos que en los tres meses y pico transcurridos desde su toma de posesión como President de la Generalitat el Presidente del Gobierno aun no haya tenido un minuto para recibirle y dialogar con él sobre éstas y otras cuestiones que preocupan a los valencianos.

Pero dicho esto, el asunto tiene otras facetas sobre las que el President haría bien en sincerarse, so pena de que algunos desconfiados pensemos en que más que los dineros de los valencianos, es la popularidad de su gobierno la que le preocupa.

Primero: ¿por qué empeñarse en dialogar con Rajoy precisamente ahora, cuando la legislatura está prácticamente acabada, y las manos del gobierno atadas? Y, sobre todo, ¿por qué empeñarse en negociar el asunto con un gobierno, el popular, que tan poca predisposición ha demostrado para hacerlo, cuando es posible que de aquí a nada tenga en la Moncloa a un buen amigo como Pedro Sánchez –con quien además de discutir de dineros, podría hacerlo de liderazgos y de lealtades?

Segundo: ¿por qué empeñarse en la vía esteril del diálogo? En política, las palabras se las lleva el viento, y lo único susceptible de transformarse en escuelas, carreteras y hospitales son las partidas recogidas en los Presupuestos Generales del Estado… que precisamente estaban siendo debatidas estas semanas. De modo que ¿no habría sido mejor que en lugar de escribirle cartas al Presidente del Gobierno, lo hubiera hecho al portavoz socialista en el Congreso?

Y tercera: conocidos como son los pingües réditos electorales que al PPCV le reportó su estrategia de victimismo frente al gobierno Zapatero, la pregunta del millón no es otra que la de si va el ejecutivo de Puig a reeditar esa fórmula –naturalmente con los papeles cambiados–, a modo de estrategia coartada multiusos. Porque en tal caso, debería caer en la cuenta de que la misma tiene una fecha de caducidad muy cercana: si el 20D vence el Partido Popular, querrá decir que las medidas de austeridad del Gobierno ha recabado el apoyo de los ciudadanos, y tocará cambiar de disco; pero si se salda con una derrota de los populares, Puig se quedará sin chivo expiatorio al que responsabilizar de todos nuestros males.

Y dicho lo cual, y ya que estamos hablando de diálogo y respeto interinstitucional, tampoco estaría de mas que Puig nos explicase por qué en ese mismo lapso de tiempo –110 días– en el que Rajoy no ha tenido a bien recibirle, tampoco él ha tenido a bien comparecer ante las Cortes para dar cuenta de su gestión. ¡Y eso que el Palau está mucho mas cerca de Les Corts que la Moncloa del Palau!

Comentarios



Deja un comentario





¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 2 3 ?