La banda del patio

Posted on diciembre 19, 2014 
Filed under Artículo de prensa, Publicado en ABC (Comunidad Valenciana)

Claustro2

Uno andaba convencido, en su muy maltratada pero aun así persistente ingenuidad, de que los avances en materia educativa de las últimas décadas habían acabado con esa figura otrora omnipresente en nuestros colegios que era la banda del patio. Ya se sabe: esos chulitos de recreo, esos matones de pasillo, esos macarrillas de medio pelo –siempre en plural, porque nunca actuaban solos– que se aplicaban a amargarle la existencia a otros de menos talla, de menos carácter, o con menos amigos, solo para demostrar quién es el que mandaba durante esa escasa media hora que duraba el recreo en esos pocos metros cuadrados que constituían el terreno común de juegos.

Pero héte aquí que la figura no solo no ha desaparecido, sino que incluso se ha hecho la dueña del más venerable de los patios –el que preside, suma paradoja, el humanista Luis Vives– de nuestra más alta institución educativa. Como pudieron comprobar, por si lo habían olvidado, quienes días atrás tuvieron la osadía de proponer un homenaje a San Vicente Ferrer en el Paraninfo de la Universidad de Valencia.

“Quina autoritat acadèmica”–se preguntó esa suerte de banda del patio que se autodenomina Assemblea Interestamental– ha permès aquest acte que compromet el caràcter aconfessional de la Universitat de València?”. Para sostener acto seguido, en una casi imperceptible mutación de su genuino estupor por su más santa –perdón: es una manera de hablar– indignación, que “Homenatjar en seu acadèmica a un sant catòlic, per molt valencià que siga, és un disbarat i una ofensa a la intel·ligència”. Y terminar, con una sutileza más propia de un auténtico Corleone que de un simple chulito de pasillo, que “Seria molt trist haver de manifestar-nos a la porta de casa nostra per a mostrar el nostre rebuig a l’acte en qüestió”.

Y ahí acabó lo que se daba. Porque en esta ocasión la autoridad académica competente no apareció para poner en su sitio a base de coscorrones a estos matones de medio pelo, sino para mandar a su casa a las víctimas de sus amenazas. Eso si… con la promesa de que un día de estos Sant Vicent tendrá un homenaje como Dios manda. Perdón, de nuevo, por la palabra tabú: “una jornada con el rigor científico que requiere un acto académico organizado por la Universitat”. ¿Con la banda del patio subida a la tribuna? Seguro que sí.

Comentarios



Deja un comentario





¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 10 14 ?